Un seguro de mascotas es siempre una garantía de tranquilidad

En España solo un 2% de las mascotas cuenta con un seguro de mascotas pero contar con un seguro de mascotas es siempre una garantía de tranquilidad.

Las coberturas de este tipo de pólizas cubren tanto al animal de compañía como al propietario y se dividen en básicas y ampliadas.

En el caso del animal, dentro de las opciones básicas encontramos estas coberturas:

  • Accidentes:

En caso de que tu animal sufra un accidente, la compañía abona los gastos de asistencia veterinaria, incluyendo las consultas, medicamentos, pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas, etc. que sean necesarios. Además, incluye una indemnización por el valor del animal en caso de muerte o sacrificio.

  • Robo:

Por si pudiera ocurrir este hecho, indemnizan al dueño con el valor del animal, según los límites que establece la póliza.

  • Extravío:

En caso de extravío, el seguro se ocupará también de los gastos que generen los anuncios en prensa y radio para facilitar su localización, hasta los límites de la póliza.

  • Vejez o enfermedad incurable :

Si llega ese momento, abonan los gastos que origine el sacrificio del animal y la eliminación de los restos por vejez, enfermedad o accidente.

  • Estancia en residencia canina:

Para que su propietario no tenga que preocuparse en caso de estar hospitalizado o tener que ausentarse una temporada de casa, la póliza se ocupa de proporcionar el mejor cuidado de la mascota  reembolsando  los gastos de estancia en una residencia o centro canino de elección libre.

  • Defensa jurídica:

Asumiremos la  asistencia jurídica (abogados, costas judiciales, peritos, etc.) por los hechos que pudieran derivarse de la tenencia de animales de compañía.

 Si optamos por una opción ampliada, además de las coberturas ya descritas gozaremos deasistencia veterinaria por enfermedad y accidente, poniendo al servicio del animal una red de centros veterinarios colaboradores donde estarán cubiertos, sin coste alguno para el dueño, los gastos de consulta, pruebas diagnósticas, hospitalización, gastos de asistencia veterinaria a domicilio, entre otros. Y si se prefieres acudir a centros no colaboradores, te reembolsan el 80% de los gastos, hasta el límite que establece la póliza.

El propietario del animal de compañía no está exento de coberturas ya que la póliza le proporciona:

  • Cobertura de responsabilidad civil.

La compañía se hace cargo de los daños corporales, materiales o perjuicios que la mascota pueda ocasionarle a terceros, incluyendo su defensa jurídica y las fianzas ante denuncias que puedan producirse.

  • Servicio de consultorio telefónico.

Con sólo una llamada, el propietario tiene a su disposición un equipo de profesionales para facilitar toda la información que pueda necesitar, ya sea sobre cuidados de tu mascota, residencias caninas, hoteles que admiten animales, concursos, legislación vigente sobre animales de compañía, consultas veterinarias, etc.

Antes de pensar que este seguro es un lujo que no puedes permitirte te animamos a que consultes con nosotros, te sorprenderá saber que con muy poco puedes hacer mucho por su seguridad y la tuya. Al fin y  al cabo, ¡no deja de ser uno  más de la familia!



Deja un comentario